Atrás

En busca de sal en Bochnia

En busca de sal en Bochnia

La mina de sal más antigua de Polonia y que aún está abierta, se encuentra en Bochnia. Al igual que en Wieliczka, desde el siglo XIII los mineros obtenían la sal en las minas subterráneas, pero realmente es la mina en Bochnia, la mina más antigua del país, creada decenas de años antes de Wieliczka. La visita a las minas dura mucho menos que en Wieliczka y entre las atracciones que se pueden visitar están la capilla y las salas subterráneas;  también se puede admirar a las máquinas que anteriormente usaban los mineros para extraer la sal. Una de las atracciones de las minas es también el tobogán subterráneo y el tren minero. Desde Bochnia, alejada solo a 45 minutos desde Tarnów, se puede ir hasta Nowy Wiśnicz (5 km al sur). Aquí, en el mercado principal se encuentran varias casas antiguas y una hermosa iglesia de los principios del período barroco. Sobre el pueblo, sobre las montañas, se encuentra el magnífico castillo renacentista de Kmitów del siglo XI y XVI, reconstruido a través del siguiente siglo por la familia de Lubomirscy en un gran fuerte y bastión. En la base del castillo también se encuentra el Palacio de Koryznówka con el Museo de recuerdos de Jan Majteka. En los siguientes casi 10 km hacia el sur de Wiśnicza, en el valle del río Uszwica, se encuentra Lipnica Murowana. La villa es conocida no solamente por el concurso de las palmas de Pascua el Domingo de Palmas, sino también por su iglesia de madera de San Leonardo, monumento que se encuentra en la lista de la UNESCO. En el camino de regreso a Tarnow, hay que detenerse obligatoriamente para disfrutar del pueblito de Dębno, para visitar el hermoso castillo de Dębińscy, construido de ladrillos y piedras, a finales del siglo XI, lugar que hoy en día resguarda las colecciones del museo.

Reproducir Reproducir