Atrás

Atravesando la región de Podhale y Orawa

Atravesando la región de Podhale y Orawa

A los pies de las Tatras se extiende la región de Podhale, una de las regiones más bellas de Polonia. Hace varias decenas de años Tomas las villas de Podhale se construyeron con casa de madera con el tejado cubierto con tejas de madera. Hoy en día queda solamente una villa que ha mantenido tal aspecto y es la villa de Chochołów, alejada a 20 km de Zakopane. Algunas de las casas en Chochołów fueron construidas de ¡palos de madera tan enormes que toda la pared la forman solamente dos palos gordos! De Chochołów uno puede pasar a través de los terrenos de llanura de la Cuenca Nowotarska con las extensas turberas, a la región llamada Orawa. De esta modo, pasando a Czarny Dunajec y Jabłonka llegaremos a la villa Orawka con una iglesia gótica del 1656. La construcción foclórica de Orawa fue completamente diferente del que podemos encontrar en la región de Podhale; uno puede convencerse de ello en el museo al aire libre en Zubrzyca Górna dónde hay numerosas casas de Orawa con el llamado ático añadido en el último piso. Encima de Orawa domina el inmenso macizo de Babia Góra (1725 m por encima del nivel del mar), llamado la Reina de los Beskides (Królowa Beskidów); es la cumbre mayor de los Beskides. La escapada para la cumbre no es nada difícil porque de Zubrzyca Górna se puede subir (en coche) hasta a la altura de 1000 m, a la angostura de Krowiarka. La ruta va por los terrenos del Parque Nacional de Babia Góra, y se tarda en subir unas 2 horas media.
En el camino a o de Zakopane vale la pena pararse en varios lugares. En la localidad de Chabówka, alejada a 40 km de Zakopane, se encuentra el Museo al aire libre del Parque Móvil con las antiguas locomotoras y vagones. De Chabówka se puede pasar por Jordanów a Sucha Beskidzka (33 km). Esta ciudad se conocne gracias al bello castillo renacentista, llamado ¨pequeño Wawel¨ por la belleza de sus pórticos de arcadas en el patio. En el centro de Sucha se encuentra la taberna Rzym (taberna Roma) de madera del s. XVIII, (hoy restaurante). A Zakopane se puede legar también por un camino aún más interesante pasando por Zawoja, en el valle a los pues de  Babia Góra. En la villa misma vale la pena visitar un pequeño museo al aire libre y el museo del Parque Nacional de Babia Góra. De Zawoja a Zakopane son un poco más de 70 km.

Reproducir Reproducir