Atrás

Atravesando la región de Podhale buscando oscypek

Atravesando la región de Podhale buscando oscypek

Los montañeses en la región de Podhale desde hace siglos pastaban los rebaños de las ovejas en los pastos localizados muy arriba en las montañas, o sea, en los llamados pastizales. Hoy, uno de los símbolos de la región de Podhale y al mismo tempo una de las delicias regionales más conocidas es oscypek, o sea, queso ahumado duro de oveja. A través de Podhale pasa la especial Ruta de Oscypek. Permite visitar las Cabana de los pastorem en las cuales se están preparando no solamente los quesos oscypki, sino también el queso fuerte bryndza y otras delicias de la leche de las ovejas. En los alrededores de Zakopane vale la pena hacerse una eskapada a los pintorescos valles de las Tatras: Kościeliska y Chochołowska. En las dos encontraremos las cabañas pastorales en las que se hacen los quesos oscypek y en el camino vamos a poder admirar los paisajes de las Tatras occidentales de las rocas de cal. Oscypki se hacen también en Gorce. Es la sierra cuya parte central está protegida por el Parque Nacional Gorczański, rara vez visitada por los turistas. Mientras que el bello y extenso Pastizal Largo (Hala Długa) bajo la cumbre del Turbacz (1310 m por encima del nivel del mar) es uno de los lugares donde se encuentra la casa pastoral de producción de oscypek. Se puede subir allá desde Kowaniec (barrio de Nowy Targ) o de la villa Łopuszna por una ruta menos frecuentada. Antes, en Łopuszna, vale la pena visitar la iglesia de madera de la segunda mitad del s. XV y la casa señoral de los Tetmajer de los finales del s. XVIII dónde hoy se encuentra el interesante Museo de la Cultura de los Nobles.

Reproducir Reproducir